La diseñadora de moda de “Cruella” es la británica Jenny Beavan, quien ganó el Oscar al Mejor Diseño de Vestuario por su sensacional trabajo en la pesadilla distópica de George Miller Mad Max: Fury Road (2015). Anteriormente había obtenido una estatuilla por la película A Room with a View (1985) había sido nominada ocho veces más por los largometrajes: The Bostonians (1984), Maurice (1987), Howards End (1992), Lo que queda del día (1993), Sentido y sensibilidad (1995), Anna y el rey (1999), Gosford Park (2001) y El discurso del rey (2010).

Estella-Cruella presenta 47 diferentes indumentarias en la película, incluyendo ropa vintage, adquiridas en Portobello Road, Londres y en la gran feria vintage “A Current Affair” en Los Ángeles y en Brooklyn, Nueva York.

​Cruella con chaqueta militar reformada y falda de pétalos.

Cruella con chaqueta militar reformada y falda de pétalos. Foto: cortesía de Disney

En otra escena, Cruella está en el techo de un auto con una falda larga roja y un abrigo con caballos y carruajes en miniatura sobre sus hombros. "Este abrigo es una obra de arte” dijo Beavan en una entrevista para la Revista Vogue. Luego explica que rehicieron el abrigo que habían encontrado, para enriquecerlo con adornos por todas partes. Respecto a la falda, Beavan recuerda que el objetivo de la falda de fieltro era hacer juego con el auto de la Baronesa. Tenía que ser un vestido con chaqueta militar modificada y falda de pétalos, suficientemente grande y liviano para que Estella pudiera usarlo, pero también lo suficientemente pesado como para poder cubrir el auto con ella.

Kirsten Fletcher, junto a sus estudiantes, cosieron a mano pétalo por pétalo, llegando a la cantidad de 5.060 pétalos en total.


Tal como dijimos en la primera parte de este trabajo, el aspecto de la Baronesa von Hellman es muy diferente al de Cruella. 

"Está fuertemente influenciado por Dior y ella es un poco anticuada, un poco de los años ‘50 y ‘60. Es una buena diseñadora, aunque está desactualizada, por lo que Cruella puede entrar con este nuevo y más divertido enfoque de la moda”, explica Jenny Beavan. 

Los trajes clásicos de la Baronesa. Foto: Cotesía de Disney

Esa baronesa tenía un verdadero sentido del estilo y eso se podía entrever en su trabajo. Beavan trabajó con una diseñadora de moda llamada Jane Law, que tiene un taller en Worthing, en la costa sur de Inglaterra. Beavan iba a su taller con un auto completamente lleno de tela, lo tiraban todo en el suelo y luego ambas cubrían los maniquíes con esas telas hasta obtener los trajes y vestidos para la Baronesa. Entonces pedían a Emma Thompson que se probara toda esa ropa. 

 

El concierto final punk y demoníaco, también es un desfile de moda inspirado en Vivienne Westwood de 1985. Los vestidos de la baronesa años’50 y ‘60 están basados en los vestidos de Christian Dior, pero luego llegó Yves Saint Laurent para revolucionar esa moda.

Jasper y Horace, los amigos de Estella, visten ropa inspirada en Vivienne Westwood y McLaren de los ’80. La ropa femenina moderna y atrevida creada por Cruella toma ideas de Alexander McQueen, John Galliano y Stella McCartney. 

CConcierto Final en la pasarela.

Concierto Final en la pasarela. Cruella luce un abrigo que imita la piel del perro dálmata. Foto: Cortesía de Disney

Detalles de la Banda Sonora en “Cruella”

La banda sonora recopila una variedad de éxitos de rock británico y americano de los años ‘60 y ‘70. Las actuaciones de Emma Stone como la propia Cruella de Vil, y Emma Thompson como la Baronesa Von Hellman, están perfectamente acompañadas por la convincente combinación de música rock, R&B, pop y punk que subraya la narrativa de los personajes, así como los puntos clave de la trama. Si bien puede causar controversia que Disney haya decidido convertir todas tus películas animadas en películas de acción en vivo, esta película ciertamente logra mucho con la selección de música que la acompaña. La música subraya, acompaña y también funciona como una fuente más de sentido, apoyando al lenguaje visual – cinematográfico.

Actuando como una secuela (o tal vez precuela) del clásico animado “101 Dálmatas”, “Cruella” muestra la infancia de Estella, una niña precoz a la que le gustan los perros, y cómo ella crece hasta convertirse en el ícono del título.

La película transcurre durante el movimiento punk rock de la década de 1970 en Londres, y Cruella encuentra su lugar en la ciudad como una aspirante a diseñadora de moda que está en guerra con la clase alta londinense y, en particular, con la baronesa von Hellman, una célebre diseñadora que comparte una secreta historia que involucra a la madre adoptiva de Cruella.

A medida que demuestra su genio artístico a lo largo de la película, Cruella se embarca en una misión de venganza, desafiando al sistema y a la baronesa. La música que respalda la transformación de Estella en Cruella es el punk de los ‘70 que sentó las bases para el heavy metal y el grunge.

Treinta y tres canciones lanzadas a lo largo de las décadas de 1960 y 1970 aparecen en la banda sonora y van desde el funk clásico hasta las poderosas baladas feministas. La banda sonora es capaz de crear una fuerte sensación de tiempo y lugar, gracias a su variedad, centrándose en la música beat británica de la década de 1960, aquella por la cual los Beatles han sido reconocidos.

También en la banda sonora se encuentran algunos de los principales éxitos de la de bandas británicas famosas como The Zombies, The Rolling Stones y The Animals. Todo es ineludiblemente inglés y, más que eso, ineludiblemente la música de Londres desde el inicio de su apogeo funciona como el subrayado perfecto para la transformación de Estella Miller en Cruella de Vil.

“Cruella” comienza con un clásico éxito antisistema tomado directamente de la década de 1970 en Londres. El ritmo constante de "Bloody Well Right" de Supertramp suena durante la secuencia de los primeros años de Estella en la escuela primaria. Estella, como muchos artistas de la época, desafió el estricto sistema escolar británico y, en cambio, abrazó su naturaleza salvaje. La actitud rebelde de Estella se refleja en la letra inicial de la canción: "Entonces crees que tu educación es falsa, supongo que es difícil no estar de acuerdo. Dices 'Todo depende del dinero y de quién esté en tu árbol genealógico' ".

"Whisper Whisper" , de los Bee Gees (1969), es una canción de rock progresivo extraída de lo que se considera el mejor álbum de Bee Gees de la década de 1960. Suena en la sala de cine cuando la madre de Estella, Catherine, lleva su auto a una mansión donde espera obtener ayuda financiera.

“The Baroque Ball” (El baile barroco). Esta canción del compositor Nicholas Britell presenta una voz femenina encantadora mientras Estella se infiltra en el baile de disfraces de la baronesa.

"Inside Looking Out" ("Mirando hacia adentro") por “The animals” (1966). Este tema de blues rock inicia la primera escena de acción de la película, con un ritmo implacable que comienza cuando Estella es atrapada causando estragos en el baile de disfraces de la Baronesa von Hellman y sigue avanzando mientras los infames dálmatas son liberados para perseguirla a ella y a su madre adoptiva, Catherine. La secuencia culmina con la muerte de Catherine.

“Watch the Dog that Bring the Bone” ("Cuidado con el perro que trae el hueso") de Sandy Gaye (1969). La banda sonora comienza a ponerse funky cuando Estella se muda a Londres, con el conmovedor sencillo de Gaye creando una vibra de "nada en la vida es gratis". La canción acompaña una escena en la que Estella huye de la policía y establece una conexión duradera con sus compañeros de la calle Jasper y Horace y, como beneficio adicional, combina con la aparición del perro de Estella, ya adulto, y de los dálmatas de la Baronesa.

“She is a rainbow” ("Ella es un arcoíris") por The Rolling Stones (1967). Diez años más tarde, una melodía moderna y maravillosa sirve como introducción a la adulta Estella, que está ayudando a Jasper y Horace a realizar complejas estafas diseñando disfraces de alta costura. El genio artístico de Estella, que se muestra en la pantalla con una explosión de colores, también se refleja en la letra de la canción en este verso: "Viene en colores por todas partes. Se peina. Es como un arcoíris".

"Time of the Season" por The Zombies (1968). La entrada de Estella en el mundo de la moda a través de los almacenes londinenses Liberty va acompañada de esta conocida canción pop psicodélica... para terminar en decepción cuando el público y Estella descubren que la talentosa joven ha sido contratada como conserje.

“These Boots are made for Walkin’” (Estas botas están hechas para caminar"), de Nancy Sinatra (1965). Estella, que comienza a exhibir tendencias de carácter que la convertirán, eventualmente, en Cruella de Vil, canta junto a este popular tema country mientras decide abandonar su trabajo en un ataque de borrachera y rebelión, destruyendo y rediseñando la ventana delantera del Liberty. Es un tema cuya letra es esencialmente feminista.

“Five to One” ("Cinco a uno") por The Doors (1968). Esta canción de R&B que bordea el hard rock acompaña la entrada de la Baronesa, la mejor diseñadora de moda de Londres que, al ver la renovación hecha en el escaparate de la tienda, contrata a Estella en el acto antes de su caótica huida de la policía.

“Feeling Good” ("Sentirse bien") de Nina Simone (1965). Este estándar del jazz suena cuando Estella entra en la Casa de la Baronesa, reflejando su placer visceral de triunfar.

"Fire" (“Fuego”) de los Ohio Players (1974). Cruella toma otro giro hacia el funk justo antes de que Estella conozca a Artie, con el sonido distintivo nuevamente marcando un momento importante de transición en su vida cuando ve un vestido rojo en la vidriera “vintage” de Portobello Road. 

“The Wild One” ("La salvaje") de Suzi Quatro (1974). El himno feminista de Quatro es la primera canción de la película que abraza al movimiento punk rock de la década de 1970, época en la que se desarrolla gran parte de la película. La letra de la canción dice: "No puedes sujetarme. Soy la salvaje", mientras Cruella hace su entrada en el baile en negro y blanco de la baronesa. La canción funciona como una introducción para la nueva villana Cruella de Vil, quien eventualmente se convierte en un ícono punk por derecho propio.

​Cruella con tatuaje "The Future".

Cruella con tatuaje "The Future". Foto: Cortesía de Disney

"Livin' Thing" de la Electric Light Orchestra (1976). La música orquestal de cuerdas da paso al rock suave del exitoso sencillo de ELO, combinando con el caos total que desciende sobre el baile de la baronesa cuando Horace choca contra un pastel y las ratas son liberadas.

"Stone Cold Crazy" de Queen (1974). El ritmo frenético y la letra lunática de "Stone Cold Crazy" son una combinación obvia para el estado de ánimo de Cruella mientras se aleja a toda velocidad de la fiesta de la baronesa. Habiendo descubierto que la baronesa asesinó a su madre, Cruella se está volviendo un poco loca.

“Car Wash” ("Lavado de autos") de Rose Royce (1976). La famosa melodía disco establece un ritmo constante para acompañar a Jasper, Horace y Cruella mientras van a trabajar. La canción también subraya la escena del secuestro de los dálmatas y el reclutamiento de Artie en el grupo que intentará recuperar el collar de Catherine.

"Boys Keep Swinging" de David Bowie (1979). Un examen detallado de la escena del rock londinense no estaría completo sin un homenaje a David Bowie, cuyo “look” parece haber inspirado al personaje de Artie.

“One Way or Another” ("De una forma o de otra") de Blondie (1978). Como suele ser el caso en las películas, esta poderosa canción de punk-pop se vuelve siniestra mientras reproduce un montaje de Cruella que se embarca en una misión para destruir a la baronesa y apoderarse del mundo de la moda.

Banda Sonora de “Cruella”

Banda Sonora de “Cruella”. Foto: Cortesía de Disney

“I Get Ideas (When We Are Dancing)”: "Tengo ideas (cuando estamos bailando)" de Tony Martin (1951). Una balada romántica se vuelve literal cuando a la baronesa le surge la idea de robar el diseño del vestido de Cruella.

“Should I Stay or Should I Go” ("Debería quedarme o debería irme") por The Clash (1981). Cruella alcanza la cumbre del punk cuando el sencillo de The Clash acompaña una escena en la que el personaje de Stone convierte en alta costura los retazos de tejidos recuperados de la basura.

“I Love Paris” en la versión de Georgia Gibbs (1953). La canción escrita por Cole Porter aporta algo de humor al trabajo sucio que Jasper y Horace cumplen mientras hacen girar un detector de metales sobre las heces de uno de los perros dálmata, al deducir erróneamente que estos perros se han tragado el collar de Catherine.

“Love is like a violin” ("El amor es como un violín") de Ken Dodd (1960). La exuberante música de la década de 1940 hace una aparición sorpresa en “Cruella” cuando la baronesa se atribuye el mérito de un vestido diseñado y creado por Estella. La escena crea cierto contraste entre los dos personajes femeninos: mientras que Estella está enamorada de la moda, la baronesa parece estar enamorada del poder y del estatus.

“I Wanna Be Your Dog” ("Quiero ser tu perro") en la versión de John McCrea. “Cruella” renueva su enfoque en los perros con una versión original de este éxito proto-punk de 1969. La canción de la banda The Stooges suena durante la secuencia de la victoria de Cruella, acompañando el desfile de moda final en el parque, después de que Cruella destruyera el evento de moda formal de la baronesa. Esta escena también marca la primera aparición del famoso abrigo dálmata de Cruella (que, según esta película, no está hecho con piel de perro).

"Smile" por Judy Garland (1963). La arrolladora versión de Garland del clásico de jazz de 1961 de Nat King Cole ofrece un sorprendente contraste con una escena en la que Cruella está al borde de la muerte. La canción presagia el rescate de Cruella después de que la baronesa prende fuego a su casa y la deja morir. Es el momento de la película en el que el público se pregunta si hay esperanzas para Cruella y sus amigos.

"Come Together" de Ike y Tina Turner (1970). La banda sonora de Cruella continúa rindiendo homenaje a la historia del rock británico con una versión de la canción principal del famoso álbum de 1969 de The Beatles, Abbey Road. La canción suena mientras Cruella y sus amigos literalmente regresan juntos, reagrupándose para su ataque final a la baronesa.

“The Wizard” ("El mago") de Black Sabbath (1970). Esta canción de la banda inglesa Black Sabbath aparece en escena cuando Cruella observa el cartel de entrada en el que está escrito: “Hellman Hall” mientras se transforma en otro donde se pueden distinguir las palabras: “Hell Hall” (Salón del Infierno).

“Sympathy for the Devil” ("Simpatía por el diablo") de The Rolling Stones (1968). Otro éxito de los Rolling Stones invita a la audiencia a sentir simpatía por el diablo cuando Cruella se convierte oficialmente en Cruella de Vil. La joven que otrora fuera un personaje mitad heroína, mitad villana, se convierte en el final en una completa villana. Esta es la canción final antes de los títulos de cierre.

“Call me Cruella” de Florence + the Machine (2021). Esta canción original ha sido compuesta especialmente para la película. Corresponde con los títulos de cierre y es su tema principal. Pone un punto final a esta historia original de acción en vivo de la productora Disney.

"Cruella de Vil" de Mel Leven (1961). En una escena posterior a los créditos, Disney rinde homenaje a los “101 dálmatas” originales, el célebre largometraje animado de 1969, al hacer que Kayvan Novak cante un verso de "Cruella de Vil". 

Bibliografía:

FUKAI, Akiko, SUOH, Tamami, IWAGAMI, Miki. Historia de la Moda. Del siglo XVIII al siglo XX. La colección del Instituto de la Indumentaria de Kioto. Editorial Taschen. Bibliotheca Universalis. Colonia, Alemania, 2021.

CALABRESE, Omar. La era neobarroca. Cátedra Signo e Imagen, Madrid, 1994

GALLUP, Jasmine. Cruella Soundtrack Guide: Every Song in the Movie, ScreenRant on-line magazine, Quebec, 2021. URL: https://screenrant.com/cruella-movie-soundtrack-songs/

SETH, Radhika. How Emma Stone Became Everyone’s Favourite (Impossibly Stylish) Supervillain. Vogue UK, 2021. URL: https://www.vogue.co.uk/arts-and-lifestyle/article/jenny-beavan-cruella-interview

LAWRENCE, Gregory. All 33 'Cruella' Needle Drops, Ranked. Collide on-line-magazine, Quebec, 2022. URL: https://collider.com/cruella-soundtrack-list-ranked/

Articulos de fondo

Argentina, 1985 “Argentina 1985” relata a história do julgamento das juntas militares que...

A cobertura e a crítica das artes da cena. Julius Caesar A Cia. dos Atores apresenta Julius...

LA HORA DE LOS HÉROES El cine español tiene también un prestigio cuando afronta, a través de la...

Calabrese, Omar. “La era neobarroca”, Cátedra, Madrid, 1994

RADHIKA SETH, 'Cruella' o cómo transformar a Emma Stone en la villana con más estilo (según su diseñadora de vestuario). Vogue España, 5/5/2021. Disponible en la URL https://www.vogue.es/living/articulos/cruella-emma-stone-disenadora-vestuario-entrevista-jenny-beavan